La noche del jueves 18 de octubre en Madrid se presentaba con fuerza. Dubioza Kolektiv y Muyayo Rif tomaron La Riviera.

La noche abría a las 20.30h con la actuación de los catalanes Muyayo Rif, con un show espléndido y pegadizo, que hizo bailar a quienes pudieron llegar a su actuación. Se presentaron con ganas e ilusión en la capital y estuvieron amenizando el comienzo de la noche para lo que vendría después. Todos vestían camisas hawaianas. Prepararon un buen show, donde nos invitaron a bailar con ellos. Con «Money» Alex (voz) apareció con una máscara de cerdo y unos billetes que después lanzó del escenario. En esta parte los vientos se movian y bailaban de lado a lado siguiéndose en los movimientos, siguiendo la música. En «Look At Me» Edgar (trombonista) paso a la voz. Además en esta parte se marcaron una coreografía, y de pronto el público se vino arriba. Además se atrevieron con una versión de La Polla Records, «Txus», o el popurrí compuesto por «Bella Ciao» de Banda Bassotti, o «Comandante Che Guevara» de Boikot, donde Tosti dejo a un lado su trompeta para pasar a la voz. También se vivió un momento instrumental, todos menos Álex tomaron las riendas. En el escenario no pararon de celebrar y festejar. Es más se pasaron casi todo el tiempo bailando sin cesar, ya que su música lo pedía. Se despidiendo por todo lo alto tirando confetti mientras interpretaban «Este Es Mi Mundo».

Los más esperados llegaban ahora. Era el turno de los bosnios Dubioza Kolektiv, una banda que se fundó en 2003 para dar respuesta a los problemas sociales de Bosnia y Herzegovina. Su estilo puede definirse como una mezcla de Rap, Ska Rock, Folk bosnio y Dubstep. En la sala había gente de todas partes desde madrileños, gente que había venido a Madrid a verles y gente de los balcones, destacando a nacidos en Bosnia. Los músicos salieron al escenario con su equipación amarilla y negra, la que se ha convertido en su sello de identidad, y después de una intro grabada en modo Loquendo, nos invitaban a disfrutar de su concierto (aplausos, bailar, hey…). Los bosnios venían a presentar su nuevo disco “Pjesmice za djecu i odrasle“, el cual está teniendo muy buena acogida. Y ofrecieron un espectáculo muy visual, aprovechando y exprimiendo al máximo el escenario. Fue un concierto bastante participativo, ya que nos hicieron bailar, hicieron que se gestaran dos Wall Of Death, e incluso Almir Hasanbegović (vocalista) bajó del escenario en varias ocasiones en busca del calor de su público. Además Brano Jakubović (mezclas) llegó a tocar la guitarra acústica y hacer las partes de percusión. También invitaron al escenario a todo/a aquel y aquella que quisiera bailar con ellos, para de este modo enseñar como se baila el tango bosnio. Finamente termino toda la pista bailando sin cesar. Tocaron canciones como: «Himna Generacije», «Free.mp3(The Pirate Bay Songs), «Rijaliti», «One More Time», «No Escape», «Bankomat», «Paksu», «Kazu», «Hay Libertad», o «Volio Big», entre otras. Su puesta en escena lo dijo todo, de tal forma que consiguieron hacer las delicias de todos y todas  las personas que estaban allí. En el escenario no pararon quietos ni un instante. Todo se convirtió en una fiesta, en la que nos hicieron partícipes, ya que según avanzaba el concierto con unas pancartas nos iban indicando lo que teníamos que hacer cantar hey, o seguir sus pasos según lo indicaban con una flecha. Tenían muy presente al saxofón, una pieza fundamental del puzzle. Dieron las gracias en varias ocasiones. Pero lo sorprendente fue, que hacía la parte final de concierto lo hicieron en castellano, francés, bosnio, ruso entre otros idiomas. Para despedirse nos prepararon una sorpresa. Dejaron lo mejor para el final. Invitaron al escenario a Muyayo Rif e interpretaron con ellos el bis final.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here