El pasado fin de semana daba por concluida la sala We Rock de Madrid, que estaba situada muy céntrica, entre Sol y la Plaza de Santo Domingo (Calle Costanilla de Los Ángeles 20). Antes de que cerrara sus puertas para siempre, asistimos al concierto que, los australianos Destroyer666 ofrecieron al público madrileño junto a Fostioner, Whoredom Intemperator, que tuvo lugar el pasado 3 de marzo.

Fostioner 1

Abriendo esa noche de metal extremo, nos encontramos con la formación madrileña Fostioner, más conocida por ofrecer en el directo un espectáculo de humor que adornan de risas, alegría y chispa, para lo que después veremos a lo largo de la noche. Ya de entrada Jorge (bajista) y Juan (vocalista) comenzaron haciendo bromas y aspavientos diciendo que, aquí a lo que veníamos es a ver un monólogo de ellos dos y no un concierto (no se porque me da que nos estaban tomando el pelo). Como siempre haciendo de sus bromas. Así que, este sería el segundo concierto que hacían con el su nuevo vocalista. Desde entonces, su sonido se ha vuelto en una línea hacia el Thrash/Death con una guitarra más pesada y contundente muy marcada en todo su repertorio, junto a una batería que esta presente todo el tiempo muy brutal. No fueron tan afortunados como quisieran, porque no gozaron del público que merecían. El hecho de ser jueves y ser los que abrían el concierto, hizo que los que nos encontrábamos allí fuéramos unos privilegiados, porque no ha sido fácil poder disfrutar de un directo de Fostioner, ya que llevaban tiempo sin subir a un escenario. Éramos pocos, pero eso no les impidió poder realizar su espectáculo con normalidad. Comenzaron con «Chandal Defenders», uno de los temas que estarán en el nuevo disco, en el cual están trabajando. Y este no sería el único nuevo tema que nos presentaban en la noche que se estaba convirtiendo para nosotros, la despedida de We Rock. Con «Tasted Of Death» Jorge se acerca a Coke (guitarrista) y compartian un momento muy interesante a las cuerdas con acordes. Además, los tres músicos a las cuerdas tenían una coreografía en la cual, se movían de lado a lado de derecha a izquierda.  Al final Juan despide el tema con las siguientes palabras: «Muchas gracias». «Macho Madness» es la locura del macho. Este fue uno de los momentos donde el público rompió en aplausos. No me esperaba poder escuchar en directo la cocida «Gangrena» de aquel tipo que se hacía llamar «Pupano», que llegó a salir en el desaparecido programa televisivo Diario de Patricia, para cantarla allí porque quería ser cantante del metal satánico. Y finalmente, se marcharon con «Spaceship Bukake», donde hicieron subir al escenario a dos personas del público a las que tenían mucho aprecio. Una de estas personas querían que estuviera ahí, por ser su canción favorita de la banda y la otra, por ser un fan imperdernido de Fostioner, que demostró en todo momento cantando la canción.

Intemperator 3

Después de esto, llegaban al escenario la otra banda de Madrid que quedaba por ver, Intemperator. Tenían un estilo Black, pero con una vestimenta true. Una formación sin esperiencia alguna, que dejó el liston muy bajo, por los suelos. No supieron cuidar ni un mínimo detalle desde el minuto uno. Y es que el bajista desafinaba, llegando a sonar un poco ronco su instrumento y también se acoplaba. El vocalista no paraba de moverse todo el tiempo. Sin duda, fue quien más se movió, concentrándose la mayor parte del tiempo en la parte delantera del escenario. Pero lo que más me sorprendió fue que, él cogió y le dio una patada a la regleta donde se ponen los micros, por lo que terminó rompiendose. Su compañero guitarrista tuvo un momento en el escenario donde incluso, estuvo a punto de caerse al suelo y terminó empotradose en el amplificador, como si fuera un armario empotrado. Después de estas irregularidades, ellos siguieron tocando cómo si nada y demostrando que les daba igual lo que había sucedido. Y una tras otras con estas actitudes sobre el escenario, faltaron al respeto a todos aquellos que estabamos allí, a la bandas, al público, al promotor, a los managers, a la sala, a la prensa y fotógrafos, porque no veníamos a ver esta clase de espectaculo. Imaginar como seria todo, se hizo muy largo. Y la sala ya estaba llena (pudiendo ser testigos de lo que estaba sucediendo allí y contarlo después.), y todos aquellos que nos encontrabamos allí, creo que no merecíamos ver esto. Sin duda, era evidente el mal sonido que estaban teniendo. Cada vez iba a peor, por lo que tuvieron que parar dos veces su actuación. Y un ejemplo de los temas que desplegaron fueron «Magdalene’s», «Infauste», «Semen», «Necro Philonomancy», entre otros.

Whoredom 1

Después de todo este espectáculo que no esperábamos ver por la sala, le tocaba el turno a una banda que venía desde Valencia, Whoredom. Tardaron en comenzar debido a lo sucedido durante la actuación anterior, Intemperator, ya que el técnico de sonido lucho para que el concierto pudiera seguir adelante, intentando arreglar el amplificador de guitarra que se fastidió, como ya conté durante la actuación de la formación anterior, pero fue imposible. Gracias al guitarrista de Fostioner, el concierto pudo seguir adelante, porque prestó su ampli, para que las dos bandas que quedaban por ver pudieran subir al escenario y demostrar lo que valen. Fue todo un detalle por su parte, se agradecen estas cosas. Y media hora después, consiguieron salir adelante y realizar un show más o menos modesto de acorde a las circunstancias, y poco a poco fueron tirando hacia delante adaptándose a lo complicado que estaba siendo la noche. Y que quede claro una cosa, ellos no tuvieron la culpa de nada. Y por tanto, nos encontramos finalmente con Whoredom al escenario. Pudieron descargar su Black Metal con energía y pasión, que era a lo que venían. Además, pudimos ser testigos de que era la primera vez que visitaban Madrid. Por otra parte, puedo resaltar a su favor, que eran muy técnicos. En su repertorio presentaron temas nuevos que formarán parte del que será su nuevo disco. Además sonaron temas como, «The Well In Which Venus», «Off The Beaten Path», «The End Never Comes». Y se despidieron con un tema tan mítico y conocido como es «Woman Of Dark Desires» de los inconfundibles Bathory. Finalmente, no se con acierto, si volverán a Madrid.

Destroyer 666 1

Los últimos en subir al escenario fueron los cabeza de cartel, Destroyer666, que cuentan con un repertorio muy thraser, aunque algunas de sus canciones tenían una aire más Black. A pesar de lo sucedido durante la actuación de Intemperator, la sala estaba bastante llena. Se notaba que tenían ganas de ver a los australianos. Pues vinieron a pasárselo bien y a contagiar al público la energía que desprendían sobre el escenario. No sólo eso, llegaron para presentar nuevo disco, Wildfire. Y prueba de ello, es que ya lo venían promocionando con una pancarta que se situaba detrás de su batería, donde además del nombre de la formación, aparecía el título de este disco. En sus canciones tratan temas como, la blasfemia, el nihilismo de Nietzsche y los guerreros. Pudimos ser testigos que, el vocalista se dirigía al público en contadas ocasiones presentado algunos de los temas que veníamos a escuchar en directo y se mostró también con cercanía a este. Incluso entre los allí presentes, había quienes agarraron su micro y cantaron sin ningún tapujo. Y más allá de esto, el público cantaba y vitoreaba algunas canciones. Y además, dentro de lo que cabe, tuvieron el mejor sonido de la noche. Por otra parte, en algunos momentos de la actuación, las tres cuerdas se concentraron en el lado derecho del escenario, para que el vocalista no acaparase todo el protagonismo y así dar importancia también, al trabajo de sus compañeros a las cuerdas de la guitarra y el bajo. Siguiendo con la trayectoria del concierto, el incondicional no paraba quieto, se movía con total facilidad sobretodo en las primeras filas, que tanto fue así que se comían el pequeño foso de la sala. En este momento esutuvo muy presente la organización del evento para salvaguardar y que no se produjera ningún accidente. Sin duda, Destroyer666 no lo dudaron, y se atrevieron con una versión de Motörhead con Iron Firt y hacernos recordar al fallecido Lemmy. A esto les acompañaron otros temas como: «Phoenix Rising», «Lone Wolf Winter», «I Am The Wargod», «Wildfire», «Traitor» y otros tantos que completaron el setlist.

En conclusión, un concierto que podría haber dado más de sí, por el sonido nefasto de la sala y las luces que no acompañaban y una banda como Intemperator que, no supo aprovechar su momento para darse a conocer y llegar a más público. Por el resto de bandas estoy satisfecha.

Crónica por: Gloria A.B

Fotos por: Carlos Sobrino

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here