28 de abril del 2016. un pequeño festival con 5 bandas de diferentes estilos de metal, se celebra en la céntrica Sala Moondance de Madrid. Todo hacía presagiar una gran noche plagada de decibelios y headbangers ávidos de sonidos extremos.
Pero el desarrollo de la noche nos dejaría con un sabor agridulce.

La apertura de puertas fue a las 20:00, pero, debido a la poca afluencia de público, la organización decidió esperar hasta las 20:45 para comenzar, quizá invocando a una audiencia que, lamentablemente, no hizo aparición.

Qadhäki

Empezaban Qadhäki, banda de Crust Punk / Doom Metal de Alcorcón con cuatro integrantes. Una banda muy contundente y de ritmos pesados, con una inconfundible y bizarra distorsión fuzz en la guitarra. El sonido era bastante bueno para una sala que nos tiene acostumbrados a algún que otro despropósito sonoro, aunque la voz se oía un poco baja para mi gusto. Por lo que era imposible descifrar las letras en castellano del vocalista. Hay que agradecer que el cantante no tapara constantemente la cápsula del micro, algo muy habitual en el metal extremo. Así pudimos disfrutar de su voz desgarrada, muy fiel al estilo Crust Punk. Si se le puede poner una pega a la banda es que se les veía poco activos, incluso para un estilo tan denso como el que practican. Posiblemente tener una sala de 200 de aforo con unas escasas 20 personas, incluyendo prensa, pudo influir en su estado de ánimo. Sin embargo un concierto muy satisfactorio para abrir boca, con pinceladas de Stoner – Sludge Metal, y con un último tema bastante movidito.
A las 21:20 terminaba el breve recital.
Al recoger su setlist me encuentro con la sorpresa de que las canciones no tienen título y que tan sólo están numeradas. Además la banda me confiesa que no tienen nada grabado aún, así que habrá que seguir la pista a esta banda para ver cómo evolucionan. Porque la verdad es que llevan un estilo que no abunda mucho y eso los hace más interesantes.

SETLIST QADHÄKI

2 (dos)
8 (ocho)
10 (diez)
7 (siete)
4 (cuatro)
6 (seis)
11 (once)
1 (uno)

Apotheus 1

Tras un largo cambio, a las 21:40 llegaba el turno de Apotheus, los cuales se entretuvieron colocando pancartas y luces para su show. Una jovencísima banda portuguesa de cuatro miembros, que derrochó energía desde el minuto uno.
A pesar de que el público seguía sin llegar, y cada vez se hacía más evidente el fracaso de taquilla. A pesar de definirse como una banda de Death Metal Melódico, pude notar influencias del Metal Progresivo, e incluso algunos atisbos de Metalcore al estilo de bandas como “As I Lay Dying” o “Trivium”, sobretodo en algunos riffs muy melódicos y los momentos de voz limpia. Me sorprendió el batería, entregadísimo, muy preciso, rápido e imaginativo. Con un bajista algo inexpresivo, pero que le seguía a la zaga en todo momento con su instrumento de cinco cuerdas.
El cantante, que a la vez tocaba la guitarra, trató de interactuar con el público, que al ser tan escaso apenas respondía a sus estímulos. El sonido no fue el mejor de la noche, quedando la guitarra solista eclipsada por el resto de instrumentos en más de una ocasión. A medida que se desarrollaba el concierto, descubrí a una banda con mucho potencial, pero que actualmente peca de repetir muchas estructuras y fórmulas de una canción a otra. Casi acabando el concierto, nos deleitaron con su versión de The Eye of the Tiger. Con una voz un tanto plana, pero muy bien ejecutada y que hizo que el respetable se animara un poco.
En conclusión, una banda con futuro, que en mi opinión debe tratar de llevar más a los extremos su música, tanto a nivel de Death como a nivel de Melódico, si no quiere quedarse como una banda de muchas. Potencial, talento y energía tienen de sobra.

SETLIST APOTHEUS

Revival
When Hope and Despair Collides
Omen of Fate
Forgotten Truth
Through Wandering Winds
Disease
Frozen Night
Eye of the Tiger
Road to Oblivion
Time to Leave

Amargore 4

Esta vez el cambio fue sorprendentemente rápido. Quizá influyó que la siguiente banda fuera de tan sólo tres miembros. Así que a las 22:50 ya estaba todo listo para el siguiente grupo. Ellos eran Amargore, una banda madrileña de Death Metal con toques de Brutal muy divertida. Empezaron con una intro musical lanzada, que si no recuerdo mal, pertenece a la película Conan. Ya en el primer tema, lo que me llamó la atención es que cantaban tanto el batería como el guitarrista, y también se les unía ocasionalmente el bajista. Lo cual les daba mucho juego, variando de un gutural más seco, a otro más denso y grueso, combinando con el estilo “pig squeal”. El grupo, posiblemente por encontrarse con un público tan escaso, desprendió en todo momento una naturalidad muy amigable, la cual hacía que te sintieras como si estuvieras en el local de ensayo de unos colegas. Así se fueron sucediendo los temas, casi todos muy cortos, y con finales de estos que no te esperas y te dejan con el culo torcido. El público se animó mucho con la actuación de estos tres tenores del Death Metal. Me encantó un momento de la canción If the Motherfuckers, en la que incluyeron unos cortes en los que manejaron los silencios con muy buen gusto. Acabaron empalmando dos temas brutales y muy rápidos que dejaron muy buen sabor de boca. Sólo 30 minutos para una banda sin complejos, que cumple con creces su objetivo de hacerte pasar un buen rato de música bruta.

SETLIST AMARGORE

Ethernal Night
I.N.R.I.
Bloody Money
Orgy
Regression
If the Motherfuckers
Crazy Cows
To The Shit
Ischemic Darkness

Amken 7

Quince minutos después, a las 23:45, hacía aparición uno de los platos fuertes de la noche. Los thrashers griegos Amken. Las prisas empezaron a llegar, el retraso inicial y los 20 minutos del primer cambio, estaban dejando sin tiempo a las bandas principales del cartel. Así que se pusieron manos a la obra, a tocar un tema tras otro, casi sin descanso, para poder tocar el máximo número de canciones. Estos veinteañeros de Grecia, practican un Thrash Metal Old School sin concesiones. Una Jackson, una ESP, riffs acelerados, coros macarras, chalecos vaqueros y zapatillas ochenteras. No tiene mucho misterio lo que hacen, pero suenan de puta madre, incluso en la Sala Moondance. Estuvieron hiperactivos en todo momento, perfectamente sincronizados y derrochando una velocidad brutal. El baterista, de sólo 21 años y bastante pequeñín, propinaba un vendaval de hostias tremendas a la batería. Lo único que me sonó raro a veces fue algún solo de guitarra, quizá sea una cuenta pendiente de esta jovencísima banda. Pero es que es una de esas bandas que ves en el escenario y te invitan instantáneamente al “mosh pit”, porque desprenden una actitud brutal. Una lástima que la sala estuviera al 10% de su capacidad. A pesar de ello, el público no pudo evitar estar agitando sus cabezas sin parar durante los 35 minutos de concierto que nos ofrecieron. No me extrañaría que en un futuro, volvamos a oír hablar de Amken, una banda muy sólida, que a los amantes del Thrash les agradará bastante. Al final sólo eliminaron dos canciones de su setlist, aunque vistos los acontecimientos, mejor hubiera sido que quitaran alguna más, ya que eran las 00:20, había que hacer el cambio para el cabeza de cartel y la sala cortaba el concierto a las 01:00 para abrir la discoteca.

SETLIST AMKEN

Shattered Sanity
Theater of the Absurd
Nightmares
D.A.P.
Adrenaline Shot
Obedient Dogs
Soul´s Crypt
Addicted to Metal
Zombie Pets

Desalmado 5

Para colmo, el cambio duró casi 20 minutos. Por lo que, en teoría, sólo quedaban otros 20 minutos para la actuación de Desalmado, grupo brasileño de Grindcore.
Salieron a matar, ni escenario, ni setlist, ni pollas. Se estuvieron moviendo entre el público como uno más lanzando un muro de sonido aplastante, muy bien orquestado por su propio técnico, haciéndoles sonar como una apisonadora. Otro cantante que, gracias a Satán, no tapa la cápsula, aunque al principio no se le oye demasiado alto. No es un estilo de música que yo controle especialmente, pero demostraron una técnica y velocidad envidiables, logrando hacer que el público se moviera bastante. Hacia la mitad del concierto al cantante se le empieza a oír mucho mejor y disfrutamos de los últimos minutos de brutalidad ininterrumpida de la noche. El cantante revela al público que van a tocar su ultima canción, y las 30 ó 40 voces que allí habían aullaron tímidamente, a sabiendas de que el tiempo no daba para más. Entonces Desalmado toca un tema de 6 segundos, provocando las risas entre los asistentes. Es después cuando comienza la auténtica última canción. Recibiendo una merecida ovación al final por sus tablas y saber hacer sobre el escenario, a pesar de tener todo en contra. Fue imposible conseguir su setlist ya que no hubo.

A las 01:05 terminó un festival, que uno no sabe realmente por qué no obtuvo más atención por parte de los amantes del género. Quizá demasiadas bandas extranjeras poco conocidas en España, hicieron el cartel poco llamativo a la gente local. Si a esto unimos que tanto Amargore como Qadhäki, (bandas locales), habían tocado hace poco en la cercana localidad de Móstoles, el desastre se veía venir.
A no ser que se hubiera promocionado a las bandas extranjeras como lo que eran, tres bandas con gran proyección… de las que posiblemente, cuando vuelva alguna de ellas a España en un futuro, nos cobrarán por la entrada el doble de lo que costaba este festival extremo con cinco bandas a las que prácticamente nadie hizo caso en una noche de primavera. No me extrañaría nada que entonces se llene la sala. Quién sabe.

Crónica y fotos por: Esteban Muñoz

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here