Que orgulloso me siento de ver como las bandas que quiero van creciendo año tras año, sorteando todos los escollos que se ponen en este país donde ser un músico, hacer rock and roll, y más concretamente punk combativo como es el caso de los madrileños Debruces se me antoja un auténtico suicidio.. A pesar de esto y de que Debruces en un momento dado solo se quedaron con Oscar a la voz, este no se rinde y reforma completamente a los madrileños con un resultado que a nivel personal me parece que ha refrescado y hecho que la máquina suene todavía más asesina y contundente.

Antes de los madrileños pudimos ver en directo a Bicho Z desde la Rioja, que para mí han sido uno de los mejores descubrimientos este año 2019 y que sin duda se van a quedar grabados para siempre. La banda lo que hacen a nivel musical es un rock and roll directo y lleno de fuerza, con las guitarras que a mi me recuerda muchas veces a Social Distortion y que además presentan desde mi punto de vista muchos matices musicales en cada tema. El show se inicio con fuerza con un tema como «Corazón Naranja» que entronca con los Barricada más primigenios, esas maneras de puro rock and roll que atesoraban en los dos primeros discos los Pamplonicas y que personalmente me llegan al corazón directos como una cuchillada. Un buen comenzar para abrir boca en un set-list que como era de imaginar se centró en el trabajo que me hicieron llegar «De un bocado» y del que también sonaron el adictivo «Ciegos de Luna» con un estribillo que uno no se puede quitar de la cabeza y esa melodía heredada directamente de los clásicos The Clash. Más leña al fuego y también nos encontramos con contrastes musicales de un medio tiempo intenso en «Como un niño» que reconozco no me termina de convencer en estudio, pero si que en su versión en directo consiguió encandilarme un poco más. La banda sabe manejarse bien en un escenario y suenan como una perfecta máquina de hacer rock and roll, y lo demostraron llevando a su terreno un clásico como «Frío» de Alarma que personalmente me dejó un excelente sabor de boca, al igual que el final con «Agradecido» de Rosendo , que cerró la noche y en donde vimos que navegan igualmente en unos mares de rock más urbano muy interesantes. En definitiva un excelente grupo al que no le vamos a perder la huella y es que solo por los temas mencionados o el contundente «Metacrilato» ya merecen la pena la atención, si a esto le añades un directo fresco y potente, pues creo que es un grupo que no te debes perder.

El listón para mi quedó muy alto, pero mis Debruces son mis Debruces y no se quedan atrás para nada, así que cuando salieron y los primeros acordes de «Fuerza en la Calle» sonaron ya nos tenían a toda la sala metida en un puño y pegando botes sin parar. Al margen de que los madrileños es un grupo de los que más me gustan dentro de la movida punk rockera en Madrid uno tiene que reconocer que la banda disco a disco ha sabido ir evolucionando a nivel musical y con un Oscar inasequible al desaliento que ha reformado completamente la banda como hemos dicho al principio, consiguiendo no solo que el nombre de Debruces no se pierda también sonando frescos, con ganas, y una fuerza demoledora que para mí al grupo le queda mucha cuerda y guerra que dar. Y a partir del primer tema todo fué rápido, sencillo y las manecillas del reloj pasaron sin darme cuenta. Tema tras tema la adrenalina nos subía y nos hacía que no paráramos de cantar cada palabra de las canciones, mientras el sonido de las guitarras era veloz y afiladísimo , con los dos guitarristas perfectamente cohesionados con la base rítmica que era una apisonadora.
Con «En la Cuneta» fuimos reviviendo los crímenes en la guerra civil con las famosas cunetas y carreteras que esconden muertos. Uno de los temas que más me llegan a nivel de letras y que no falta en los conciertos de la banda, mientras que con «Arañazos» nos metemos de lleno en la pura energía sexual, con un tema que en directo uno no puede dejar de cantar sin parar . Un balazo de los que disfrutamos, aunque la letra no sea plenamente reivindicativa o «Castillos de Arena», que un momento de pura fiesta para todas las reunidas. Tampoco falta en su descarga «Somos Un@» donde volvemos a decir que en este mundo el ser mujer es estar en desigualdad constante y que todas debemos apoyar sin duda a nuestras compañeras para que por lo menos tengan algo de luz y apoyo. Tema de los que también van calando en los huesos por los sentimientos y todo lo que se va gritando al aire o «Cada Paso que Dás» o el final donde todas se suben al escenario a cantar con la banda en «Mala Hierba» y que sin duda es de los momentos para muchas más intensos. Un set-list que aunque no guarda ninguna sorpresa para mí hace disfrutar que es el cometido y sobretodo una descarga intensa y fresca que se mantiene de principio a fín.

Tenemos a Debruces de vuelta con un nuevo disco «Indirecto» y totalmente renovados en cuanto a formación. Una gran alegría de que no los hayamos perdido. Somos Mala Hierba y muy orgullosos.

Crónica y Fotos: Charly Rock and Roll

(Por incidencias técnicas en el servidor de Flickr, no están disponibles todas las fotos de la galería, pero en breve estarán disponibles en la crónica. Disculpar las molestias)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here