A Dark Moor les había perdido la pista completamente. Y es que, aunque fueron uno de esos grupos que conocí en los inicios con aquel primer disco, me fui alejando de ellos y otros nombres por los sonidos más de punk rock y música anfetaminica. Grave error sin duda el cometido por mi, pero es que escuchar su último trabajo «Origins» me ha dejado absolutamente fascinado y para mí es uno de los mejores discos de este año en lo referente a metal patrio, aunque es verdad que viendo la banda el otro día en Madrid podemos encontrar muchos matices musicales más allá del metal,algo que me hace reengancharme de nuevo. No
quiero olvidarme que para la ocasión la banda contaba con la participación de
Oscar Calvo al violín, Pablo Sancha al piano y German Ruiz a la gaita y flauta que
sin duda añadieron muchos matices al resultado final del directo de la banda y que se ve especialmente reflejado desde mi modesto punto de vista en el último trabajo de los madrileños.

Y en directo me encontré una lección de hacer rock potente,con exquisitas melodias y una banda que sobre el escenario se come a cualquiera en estos terrenos musicales. Desde el inicio con la contundente «The Birth of the Sun» y «Chariot» a mí personalmente me tenían ya comiendo de la mano con un show lleno de intensidad, donde en muchos temas nos encontraríamos la incorporación de instrumentos como el violín, la flauta y los teclados que dieron momentos muy intensos y calientes como fue el caso del instrumental «Ritual Fire Dance» que me dejó boquiabierto, con Óscar haciendo un intenso duelo con Erik en el último tramo del show. «The Spectres Dance» es un temazo con sonido muy entroncado en Rainbow que nos hace enloquecer y que contrasta con el sonido más AOR de «Croosing Through Your Heart» , que es uno de mis temas favoritos que no puedo dejar de cantar.

La banda suena perfecta y uno se siente en el cielo con tantas composiciones que se me antoja deliciosas y llenas de fuerza como «Love From The Stone» o «Phantom Queen» que no puedo evitar me lleguen de una forma especial provocándome mil sensaciones diferentes.

«The Road Again» y «Lovers» en el tramo final de la noche nos muestra su faceta más acústica e intimista, donde la banda brilla a mí parecer de una manera especial, dejándome un increíble sabor de boca que nos llevaría a un final épico con «La Canción del Pirata». Gran noche de una banda que desde luego no voy a perderles la pista desde ahora y que nos hicieron salir con una sonrisa de oreja a oreja y con un setlist absolutamente perfecto repasando sus 20 años de historia. Muy grandes.

Crónica y Fotos por: Charly Rock And Roll

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here