El 16 de marzo nos acercamos a la sala Hebe de Madrid porque teníamos una cita y no podíamos salarnosla y es que Caskärrabias volvía al escenario tras ofrecer un único concierto en la misma sala el pasado año. En esta ocasión estuvieron a compañados por Duro.

La banda encarga de abrir el concierto era Duro, que venían desde Cantabria a demostrar lo que saben hacer. El power trio traían su álbum debut, «Codicia», que es así como se titula. La primera parte del concierto tenía ciertos toques de Stoner gracias al bajo y la guitarra. El resto del concierto se convirtió en un Rock «Duro» y en algunas partes más alternativo, lo que se conseguía gracias a la labor de la batería. La verdad que hay que destacar las labores del batería, pues atizaba con sus baquetas con tanta ansia, energía y mucha actitud que no paraba quieto en ningún momento, se notaba que estaba bien motivado. Además las canciones fueron presentadas por el propio vocalista, que nos iba adentrando en ellas. También es cierto que no solo había público de Madrid, sino que también cántabro, pero apesar de todo había poco ambiente entre los asistentes, ya que se encontraban más concentrados en lo que se estaba sucediendo en el escenario. Con «La Arrancadera» hicieron un brindis con unos chupitos. Y «Codicia» fue dedicada a toda esa gente que vino desde Cantabria para apoyarles. Nos quedamos con un buen sabor de boca, pero con ganas de más. Por lo que esperamos que vuelvan a Madrid.

Seguidamente llegaban Caskärrabias y la sala empezó a ganar más público. Lo cierto que no fue un buen día para ellos, porque tuvieron algunos problemas de sonido procedentes del violín durante su actuación. Pero aún así la noche se animo con ellos. El primer tema que nos traían era «Una Noche Cualquiera», la cual es poco habitual en sus conciertos, donde el bajo y el violín se seguían mutuamente. «Eramos tres y una luna llena». Siguieron con canciones como «El Viejo y El Mar», «Ilegal», «Lucifer». «Jueves 11», como así aseguraron siempre está en su repertorio y no les apeteció tenerla que escribir y contaba con uno acordes de violín, que le hacía aún más trepidante. Como novedad nos trajeron un tema nuevo, Mi Reino Por Un Poco De Caballo», versión de Def Con Dos que ha compuesto la banda versionada en solidaridad por los raperos y el tuitero que han sido condenados por enaltecimiento al terrorismo injustamente. Después de interpretar «Extrexx», donde pedían al incondicional que salte con ellos y Juanp demostró su destreza al bajo con sus acordes resonantes, se marchaban del esceranio. Poco después volvían tras coger nuevas energías y Juanjo (batería) daba las gracias al público por venir y a Duro por acompañarles. De pronto llegó uno de los himnos, que no necesita presentación «Madrid», (donde se pudo vivir el momento más álgido de la noche), seguida de «Sirena del Boulevard» «Siete». Y finalmente se despidieron con «Espiral de Miel y Pimienta», donde volvimos a disfrutar de violín.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here