Como el año pasado, este año asistimos de nuevo al Festival Juglares, un festival solidario donde el dinero irá destinado a varias asociaciones como Aecum, ASTEA HENARES, AFA Alcalá y Asociación contra la Violencia Machista de Alcalá de Henares.

El festival tuvo lugar en la carpa de Alcalá de Henares el 12 de enero, en el recinto ferial. A las 11.00 abrieron las puertas y como es habitual había castillos inflables para los niños y pinta caras. Media hora después de abrir salieron bailando diferentes bailes típicos de cada región, primero el Centro Castellano Leones, después Centro Extremeño, Casa de Asturias y Casa Castilla la Mancha.
Sobre las 15.30h Avalanch subió a hacer la prueba de sonido y tuvieron varios problemas con el sonido; y cuando parece que ya lo habían solucionado, Taiacore probó sus instrumentos, de tal forma que a las 18:22h terminaron la prueba.

Diez minutos más tarde Error, el primer grupo en salir, empezaba a tocar, aunque dos horas más tarde de lo previsto ya que tenían que haber salido a las 16.30h. Abren con “Error Prone” y aunque la gente no se sabe sus canciones ellos intentan animar al público. “Raf”, “It’s mine” y “Orange box” son los temas que tocan, en este último dos miembros de la banda bajan del escenario para terminar con el público. Solo les da tiempo a cantar cuatro canciones, ya que van con retraso, y aunque el público pida más ellos tienen que abandonar. Son el grupo más joven de la noche.

Taiacore, segunda banda en tocar. Una banda que como ellos nos dijeron es difícil de calificar, dijeron algo como Indie-Rock-Electro-Pop. Me sorprendió mucho un instrumento que utilizaron, nos explicaron que era un sintetizador analógico, que utilizaban como bajo eléctrico. Marta transmitía muchísima energía, moviéndose en el escenario y animando a todos. Tocaron temas como “Teenage”, “I said no”, y “Not boring”.

Se iba notando que era enero y hacía frío, aun así era el turno de Ruta 57. Empezaron con “En tu mente”, “El gran golpe” y “Diez”, este último del último disco que han sacado “Mamá”. Su primer disco lo sacaron en 2017, “1995”, y también sonó ese mismo tema que daba nombre al disco; además anunciaron que el 6 de abril tocarían en Madrid. Media hora de actuación y terminaban con “Sin rumbo”.
Seguido salió una batucada que animaba más al público.

Llega el turno de Jorge Salan, aunque una hora y treinta y cinco minutos más tarde de lo previsto. Fue él que más tiempo tuvo de actuación, ya que actuó durante una hora. Jorge anuncia que tenían preparadas más cosas pero debido a los problemas, no las pueden utilizar, pero que lo importante es dar un concierto de Rock and Roll. Tocaron temas de The Rolling Stones, “Doom and Gloom”; B. B. King, “The Thrill is gone”; y John Mayall & the Bluesbreakers, “Key to love”; entre otros. Jorge dejo lucir en varias ocasiones un gran punteo de guitarra, aunque se queja de que es difícil tocar con este frio. Hizo gritar al público más que nunca; y cuando ya terminaba la actuación varios espectadores subieron al escenario para terminar la última canción todos subidos, esa era “Rockin’ all over the world” de Status Quo.

Avalanch salía a continuación, y parece que se ve más gente que antes y más participativa. Después de “Alas de cristal”, parece que el batería tiene problemas, ya que montan de nuevo el instrumento. Al público se le escucha cantar, donde hasta el momento parecía que no iba a pasar. Israel bajo al foso a terminar de cantar “Xana”. Terminan con “Torquemada” y el público pide más, pero sale de nuevo la batucada.

La batucada termina, pero Poncho K no sale; suben la única estufa que calentaba el recinto al escenario pero vuelven a bajarlo, es cierto que hacía muchísimo frío. A las doce y cinco, dos horas más tarde de lo previsto, Poncho K sale al escenario y el resto de los músicos que le acompañan, todos abrigados. Abren con “El gallo” y siguen con “De ninguna parte”, donde muchísima gente del público canta y se deja escuchar. “Borracho de la Madrugá”, “Carniceros”, “Punki gitano” y “Así me lo invento”, son las siguientes aunque entre medias paran para calentarse los dedos y justo antes de esta última, suben al escenario a avisar de que solo tiene tiempo para dos más, el cantante se ríe, toca y antes de bajarse del escenario dice, que ha salido por el público, solo por ellos, que a los músicos no se les respeta una puta mierda, que a la asociación un 0.

Sobre la una menos veinte empezaba La Madre, hacía un frio espantoso. Empienzan con “Bla, bla, bla”. Y en una de las canciones, Aaron, el organizador del festival, sube a cantar con ellos. Una gran energía sobre el escenario a pesar del frío.

A la 1:15, cuando terminan, mi acompañante y yo, tenemos que abandonar debido al frio que hacía, ya que llegamos a estar a menos tres grados. Nos quedaron dos grupos por ver, pero fue imposible.

A pesar de todo agradecer a las asociaciones que hacen esto posible año tras año, y que esperamos que cada vez vayan a mejor.

Este año han conseguido 4162 Euros que donaran a dichas asociaciones.

Crónica por: ItziarDonaire
Fotos por: j.m.donaire

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here