El 2 de febrero del 2018, gentes de todos los lares de la península, se acercaron a la sala But de Madrid y la abarrotaron. Modernitos pasaban atónitos por la calle Barceló y preguntándose quién atrajo a tal masa de despeinados: nada menos que Efectos AM y Non Servium.

Puede que Efectos AM no te suene, ya que era su primer directo. Efectos AM es la fusión de las míticas bandas Efectos Sekundarios y Animales Muertos (Ahora si ¿no?). Por desgracia, Oso, su vocalista, no pudo acompañarles debido a una enfermedad grave. En la primera, “Animales Muertos” el micrófono central quedó viudo, la voz la pusieron el bajista y el guitarrista. Parecía que así se iba a quedar, pero no, a partir de la siguiente: “Molesto”, Carlitos, Ivi y el Gordo de Non Servium se fueron sucediendo sobre el escenario, para intentar camelar aquel micrófono solitario, lo que lo convirtió en un concierto único. Punk de los noventa, en el que disfrutamos y nos metimos en pogos durante temas como “Delincuencia Juvenil”, y “Carta De Reyes”, de Animales Muertos, “Perro Callejero” de Efectos Secundarios. La espectación fue altísima y aunque nos tengamos que recorrer media España cuando Oso se recupere, seguro que allí nos veremos todos. Para despedirse eligieron “Vicio” y demostraron que el punk está muy vivo.

El repaso a los veinte años de trayectoría de Non Servium, comenzó con el riff de la intro de “El rodillo del kaos”, al cuatro compás se unieron sus compañeros, dándole incluso más fuerza. Saltaron chispas entre el apretado público, todos esperaron ese grito de Carlos, para dar rienda suelta a la violencia. Al fin llegó, lo que nadie previó fue que “Ratas de ciudad”, “Civilización” y “El imperio del mal” vendrían de forma consecutiva y sin casi descanso entre ellas. Terminada la última, para dar comienzo a “Los demonios de la noche”, Carlos se dirigió al público para dedicar el concierto a Oso y comentar que pese a haber estado luchando por su vida, ahora se encuentra más cerca de nosotros. Entre la amargura y la alegría de la noticia, seguimos luchando por un centímetro de espacio, durante los ventitantos temas que sonaron. No faltaron “Todos al suelo”, “Warrios”, “A.C.A.B”, “Escucha el Oi!”… Lo que si faltó fue tiempo para otras veinte más. Con “Orgullo obrero”, en la que Alvarito tuvo la oportunidad de sentarse en su antiguo trono, y “Seguimos siendo”, terminaron de transmitirnos el espíritu del Oi!.

Desde aquí deseamos que Oso se recupere pronto y que estas dos potentes bandas, sigan con la cera.

Crónica por: Willy Copa.
Fotos por: Sarri

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here