Con la resaca de los conciertos del día anterior, nos fuimos a ver otro que me hubiese gustado no haberlo visto nunca, debido a que era la despedida de Envidia Kotxina, uno de los grupos que más me ha influido. El lugar elegido para la despedida fue la sala Penélope el día 4 de febrero de 2017.

Mientras esperábamos en la entrada a que nos dejasen pasar, había varias personas intentando conseguir una entrada. Algunos lo consiguieron, otros se consolaban a ellos mismos diciendo que seguramente se volverían a juntar. Una vez dentro y llegada la hora, ahí estaba Envidia Kotxina sobre un escenario por última vez, para despedirse de todos sus fans. Lo que pintaba como un recuerdo más de otro grupo que dejaba los escenarios, se convirtió en toda una fiesta y en uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida.

“Mis errores me han hecho como soy” fue la primera estrofa de “Daños Colaterales” con la que abrieron el concierto. Sin apenas un respiro, continuaron con “Día tras Día”.

En la sala no cabía un alma y ya nos habíamos llevado los primeros golpes. Tras terminar la segunda canción, Aguelo nos avisaba, indicando que iban a tocar unas cincuenta canciones, prácticamente todo su repertorio. Efectivamente así fue.

Durante el concierto fueron acompañándoles diferentes músicos y amigos de la banda en sus interpretaciones: en “La Vida” Óscar les acompañó a la guitarra, Kano colaboró en “Somos”, en “Kuerpos Sanos” contaron con ayuda de Antonio al bajo, Alberto de Boikot y Raquel de Yo No Las Conozco saltaron con sus guitarras en “A Ras del Suelo”. También hubo un descanso para Hugo, cuando Fray le sustituyó en la batería en “Un Madero”, momento en el cual Hugo aprovechó para lanzarse del escenario. En “Maldita Mi Suerte” salió Carabias y por último Babas y Bruno entraron al escenario con “Polka Miseria”. Durante esta primera parte del concierto, también se tocaron muchas más como “Por Ké” y “Hoy No Puedo Kantar”, dos canciones muy especiales para mí ya que fueron las primeras que aprendí a tocar con la batería (eso sí, a mí manera, que no tiene nada que ver). Cuando asistí a los primeros conciertos de Envidia Kotxina y se tocaban “Jodido Cuarentón”, siempre me preguntaba si seguirían cantándola llegados a esa edad. Pues bien, la respuesta es sí, de hecho creo que no la han dejado de tocar en ninguno de los conciertos a los que he asistido.

Al finalizar “Polka Miseria” anunciaron una sorpresa y un pequeño descanso. Acto seguido, los pipas empezaron a sacar sillas y taburetes al escenario. Al poco tiempo, los miembros de Envidia Kotxina salieron al escenario rodeados de un gran número de músicos, para tocar en un formato acústico “Akaba Ya”, “Por Imposición”, “Besos De Metadona”, con un ritmo muy divertido estilo mariachi, “No Se Lo Cuentes a Nadie” y “Deja Que Esto Nunca Acabe”.

Tras otro pequeño descanso para recoger y dejar más hueco a Envidia Kotxina en el escenario, continuaron con la parte final del concierto comenzando con “La Raba”. Así mismo tocaron grandes himnos del punk/rock nacional como “Se Venden Guerras”, “Cuidado Con Lo Que Aprietas”, “Historias En Blanco y Negro” y podría seguir poniendo canciones ya que no sé cuál obviar para resumir un poco. Para dar su último adiós, como era previsible, “Lady Di”, somos Envidia Kotxina y nunca vamos a morir…

Crónica por: Willy Copa
Fotos por: Mikel Masa

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here