Comenzamos el año con un concierto de Caskärrabias. El 6 de enero los Reyes no nos trajeron carbón, nos trajeron Rock. Así que nos acercamos a la conocida sala Hebe situada en el madrileño barrio de Vallecas y disfrutamos de un concierto en familia, ya que así fue como hicieron sentir a su público. Y no solo eso, entre el público estaban hasta los más pequeños de la casa.

Trajeron un repertorio de veinte canciones donde pasaron por todos esos más de 20 años que llevan con su Rock. Y tocaron temas de discos como: «Psicotropia», «Aldente», entre otros; en fin un repaso de su carrera. Arrancaron con «Siete» y miradas se cruzaron entre Kake (voz y guitarra) y Chobe (guitarra) en ese comienzo, donde la complicidad se fue percibiendo desde el inicio. Poco después las tres cuerdas comenzaron a dar brincos sobre el escenario. Además Chobe fue quien más actitud le puso a ese comienzo, con ese descarado registro que subía por sus venas. Después de esta entrada daban la bienvenida y dieron paso al siguiente tema de la noche, «No Va Más». Con «Calles Rotas», tema que pertenece a su primer disco publicado en 1996 Vamos a Liarla!, recibieron el calor de sus fieles seguidores y al final de todo rompieron en aplausos.

En estos momentos irrumpía Maite con su violín, una pieza fundamental en la formación para hacer posible: «La Huida», «Las Hadas» «Me Da Igual», donde en la última citada percibimos algunos ritmos con un olor a Blues en algunas partes. Seguidamente llegaba «Lucifer», la cual dedicaron al Albuelo, quien durante años había sido su manager. Y una vez más volvimos a ver a Maite sobre el escenario en esa canción sobre Enrique el abogado, nos referimos a la marchosa rocanrolera «Abogado». En «Bulevar» disfrutabamos de Juanp (voz y bajo) a la voz. Sin duda, «Madrid» fue una de las que mejor recibimiento tuvo entre el calor de los que allí se encontraban. Así que no lo dudaron y cantaron sin cesar.

La nostálgica «Aldente» llegaba con tal muestra de sentimiento con la de voz Kake, que ponía los pelos de punta a cualquiera que se encontraba por la sala. Además contaba con una marcada batería gracias a las labores de Juanjo y un violín muy amable y cautivador. Y de un rock mucho más duro y más nostálgico nos encontramos a «Carnaval», donde Kake nos decía: «¡Que vibre Vallecas!». Y con «Sirena de Bulevar» nos invitaban a cantar su estribillo. Después de esto hicieron un pequeño descanso y Juanjo aprovechó para ofrecer unas palabras de agradecimiento porque los menores pudieron estar en el concierto con sus padres. Según se sinceraba, consideraba que es una gran propuesta, que se haya permitido esto en Madrid. Después de estás palabras, los músicos volvían al escenario para finalizar el concierto, y todos los allí presentes gritábamos: ¡Próxima estación, Vallecas!. Con esto llegaba «Sr Caskärrabia». Y ya las últimas con las que se marcharon fueron: «El Volcán», «Extrex» «Espiral», con la cual nos deseaban «Feliz Rock and Roll» y Feliz 2017″.

Crónica por: Gloria A.B
Fotos por: Pedro Bao López

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here