Uno de los conciertos de pasado fin de semana llegaba en un ambiente de Ska. Bohemian Betyars y Limando se dieron cita en la sala Caracol de Madrid. Los húngaros se encontraban de gira por España presentando su nuevo disco “Csavargó”, la cual les va a llevar a recorrer parte de Europa.

Como viene siendo demasiado habitual en las salas de Madrid, el concierto de los teloneros comenzó con poca asistencia de público. Nos sorprendió ver esto, ya que normalmente en los conciertos de Limando estamos acostumbrados a ver más público. Y eso que Limando no son ningunos desconocidos; menos, en esta ciudad. Ya de entrada apreciamos un cambio en la formación Javi no se encontraba al bajo, lo que no sabemos si era temporal en este concierto o algo definitivo.  Poco influyó lo anterior en la actitud de los músicos, que desde “Shopping“, primer tema, pusieron a los presentes a bailar. Como es habitual en ellos, esta labor de comunicación con el público corrió a cargo de Aníbal, su guitarrista y vocalista; quien ya tiene una gran pericia en ello. Con los siguientes temas, hasta el final, lograron que nadie dejara de bailar su ska con ritmos latinos, donde sobretodo destacaba la cumbia ni abandonara la cercanía a la banda. Los asistentes seguían todas las indicaciones encantados, como los movimientos de brazos en “Mi Compañera”; que todos los componentes de Limando ejecutaron a modo de ejemplo, a excepción de Miguel (batería), lógicamente. Los madrileños también nos adelantaron canciones que estarán en su próximo tercer disco, el cual se encuentran preparando y del que pronto tendremos noticias. ”Que Bonito”, ”Ahí Van Los Locos” o “Tu Pobre Corazón” fueron los adelantos que nos trajeron. Para casi el final dejaron “La secreta“, todo un himno para la banda y la cual conocemos por su estribillo pegadizo que repite una y otra vez: “toti, toti, toti…”. Ya había aumentado considerablemente el número de asistentes a Caracol y todos participaron en el baile que solicitan al público, el cual se mueve, en bloque, hacia un lado y otro, sucesivamente. Cada vez a mayor velocidad, según varía la de la música. Acabaron tocando, en los bises, “Más Barato“ , despojados de sus camisetas y agitándolas al aire, lo que imitó buena parte del público, y una “Outro” vino después con lluvia final de papelitos de colores. Y así, en perfectas condiciones para ser receptivo, entregaron al público a Bohemian Betyars.

Bohemian Betyars estaban dispuestos a darlo todo. Los magiares muy motivados, saltando y dando mucha velocidad a los temas. Estaban dispuestos a presentar su nuevo disco “Csavargó”. Había muchos húngaros entusiastas de su música, residentes en Madrid, entre los espectadores, sobretodo en primera fila. Lo hicieron eufóricos, saltando, animándose unos a otros e interpretando sus canciones más conocidas; aunque también hubo tiempo para los nuevos temas. Además, la mitad del grupo salió al escenario descalzo. Por otro lado, la voz se la repartían entre los dos guitarristas y el violinista. Y es que canciones que no podían faltar fueron: “Megjöttek a Fiúk”, “Csavargó”, “Összefúj a Szél”, “200 BPM”, entre otras. El nivel de expectación fue creciendo y los músicos fueron subiendo el nivel y el listón de más en más. Cada vez más iban enganchando más adeptos. También hubo tiempo para que se detuviera la música y el violinista y el bajista, ambos descalzos, nos deleitaran con un baile. Sin embargo, como guinda, casi al final, hicieron una versión del “Too Drunk To Fuck» de Dead Kenedys, muy mezclada con ritmos balcánicos y que no esperábamos y nos pilló de sorpresa, y es que no era fácilmente reconocible hasta que no llegaba el estribillo. En ese tema la sala, que ya estaba totalmente entregada a su música ante todo se enloqueció. Y bien merecida estaba siendo la noche y con buen salto se estaba terminado. Pues con muy buen recuerdo y buen sabor de boca se despidieron con “Utcabetyár”, toda una fiesta balcánica, que ir te enganchaba a más y no poder, era más que inevitable.

Así fue el concierto y así se lo hemos contado. Esperamos que lo hayan disfrutado.

Crónica y fotos por: Luis Miguel del Campo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here