Pocas veces se empieza una crónica por el final, pero es que pocas veces el final es lo más importante. Casi tres toneladas de alimentos, es la conclusión a un concierto épico del grupo The Locos, en el Hebe.

Vallecas uno de los barrios más castigados por la crisis, azotado por el paro, a su vez  es ejemplo de solidaridad y dignidad. Sus gentes (unidas a la de otros barrios) y sus lugares, son modelo de la resistencia de una crisis que aprieta, pero gracias a ellos,  no ahoga.

11 facebook y web

Fría noche de invierno, que no amedrentaba a los asistentes, con un cartel de “aforo completo” a falta de hora y media del comienzo. Alimentos no precederos (5 kg en este caso) era el trueque por la entrada. Una novedosa, moneda de cambio, muy utilizada en la reconocida sala Hebe (que ojalá se extienda por todo el territorio). Comida a cambio de un gran espectáculo. En este caso, igual que el año anterior, esta cita era con The Locos un grupo gestado en el parón de SKA-P en torno al 2005, una vuelta de tuerca más al sonido de la banda primogénita, un Ska mezclado con Hardcore y punk, llenos de monosílabos guiados por una sección de vientos sublimes.

1 Facebook y web

Y después de arrastrar los más de 5 kg de alimentos, Albufera arriba, era el momento del premio al apoyo mutuo, con la sala repleta de gente, de repente, una voz longeva, irrumpía con fuerza, aquella voz, primeramente pedía silencio, reclamando la máxima atención, para más tarde, deshacerse en elogios al esfuerzo de todos por el tremendo éxito, dado que sin el recuento final, todo apuntaba a un nuevo record en cuanto a alimentos con respecto al año pasado (1300 kg). Aquella voz era la de Esperanza Castro, una entrañable abuelita, más conocida como el “corazón” del Comedor Social de la Esperanza en el Pozo del tío Raimundo  (a donde estaban destinados los alimentos), un paradigma de lucha que ya a su avanzada edad, más lejos de rendirse,  pelea todos los días, trabajando en un comedor totalmente auto gestionado, sin ningún tipo de subvención ni ayuda, otro modelo de que esto solo lo podemos  arreglar nosotros. Y todo dispuesto sobre el escenario, con los ojos llorosos y con el corazón latiendo un poco más rápido, gracias a las sabias palabras de Esperanza, comienza a sonar “A punto de explotar” extraído del tercer y por ahora último disco.

4 Facebook y web

Comienza el espectáculo. Pipi y los suyos empezaban a devolver la solidaridad como mejor saben Y los bailes se sucedían vertiginosamente.  “Somos Más” y “Paletovision”  ska reivindicativo, domina el ambiente,  la guitarra del bueno de Kosta (Boikot, Sonora, entre otros…) empieza a entonar los acordes de “No estás sola” un guiño  de apoyo en contra de cualquier rendición. Llegamos a la primera versión de la noche, un tema muy bien adaptado del legendario Bobby McFerrin tocaba el archiconocido “Don´t Worry” en clave de Ska. Momento para el agradecimiento en el primer receso de la noche, algo de aire en este tipo de concierto no viene nada mal, saludados todos y agradecidos como bien les educaron, a golpe de caja y base, Maki (Disidencia, Obrint Pas, Dakidarria, entre otros…) nos introducía en el tema, si no el más conocido, el más tarareado por los que conocemos la banda… “Prepotencia mundial”, verdades como la estatua de la libertad, nada que a día de hoy, no encontréis en Wikeleaks. Y después de tanta revelación antimperialista, que ni pintadas llegaban “Lloviendo idiotas”, “Partido mierdas”, “Malo Juanito” y volvemos al mestizaje de la banda; Punk, rozando el Harcore, y Ska como buque bandera. Después de tanta verdad, llegaba el momento del famoso Popurrí de The Locos… Con clásicos del Ska de la segunda ola (Two Tone), mezclados con temas House y  el song2 de The Blur…

13 Facebook y web

Seguimos con la reivindicación (en este caso la laboral), en este caso le toca a “Contrato limosna” y “Algo mejor” llegaban en el mejor momento, si desfallecer los solidarios espectadores no paraban de brincar. Seguimos con las versiones de turno en forma de tributo a Evaristo Páramos y su andadura en la Polla Record´s. Sonaban los temas  “Ya no quiero ser yo”, “Carne pá la picadora”  y “Txus”, momento en el que Pipi nos deleita con su buen hacer a la guitarra y al mismo tiempo, Kosta a las voces.Ultimo parón y sin descanso alguno, las ultimas descargas  “Como un animal”,  el mítico “Resistiré” y para concluir “Espacio exterior”.

Y así llegamos al final de un concierto que lo más importante es el fin, un colofón que más lejos de enriquecer a nadie, alimentará estas navidades a muchísimas familias al borde de una exclusión. Chapo a The Locos por estar dispuestos para esto, al Hebe por ceder el espacio y la organización, al barrio de Vallecas por ser el mejor decorado para estas noble cruzada  y a lo importantes: A los que fuisteis a apoyar la causa por que gracias a vosotros ninguna causa estará perdida y menos una tan noble.

Álbum de Flickr

Álbum de Facebook

Crónica por: A.Makeda

Fotos: Paloma Novo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here