Rompiendo 2 años de Silencio Absoluto desde su «Cultura Irracional», Silenciados vuelven a la carga con una nueva creación bestial: «Las Noches Que Fuimos Salvajes». Una obra donde dan rienda suelta a su lado más animal, pasional y sincero, con esa garra inconfundible que tiene la banda. Toda esa fuerza interior se transmite en este trabajo, donde condensan su esencia rockera en cada una de sus canciones, matizadas con diversos elementos que cogen prestado al rap, punk, metal, folk, ska… y que las convierten en piezas únicas e irrepetibles.
La veteranía de la joven banda se refleja en la enorme calidad de sonido que confieren a sus trabajos. Quizás por eso repitan con Javier San Martín a los mandos de la grabación, mezcla y producción, en los estudios de Sonido XXI. Con el respaldo del sello Rock Estatal Records como ocurrió en su anterior trabajo.

Lo mismo ocurre con el diseño de la portada y maquetación, obra de Fernando Navarro «Nanderas». Para esta ocasión han elegido una temática de animales salvajes, de una calidad sublime, muy representativa de la fuerza interior que contiene la música del cd.

Buena muestra de ello nos lo da el primer tema que abre el disco: «Amores Perros». Un torbellino de pasión poética mecida a ritmo de rock and roll, con unos increíbles solos de guitarra que, junto con el ritmo frenético de la batería a manos de Tano Santolín (que toma el relevo de las baquetas a Jorge Sánchez) la convierten en una de las más contundentes de este trabajo.

Un rapidísimo comienzo instrumental, con un riff guitarrero muy eléctrico nos pone en pie «Contra todo, contra nada». Tema elegido como adelanto de este trabajo, con un pegadizo estribillo y una letra idílica («me gustaría vivir en un mundo sin violentos, sin armas ni gobiernos») aderezada con un poquito de mala leche. Cosecha propia silenciada, letras que salen de las entrañas, de las que tocan el alma y la conciencia. Cantando verdades como puños, sin tapujos, reales, viscerales, sinceras, pero sin perder ese punto poético que las hace únicas. Excelente labor compositiva que recae sobre Txinin y Joselito.

«Por los que no están» nos da una tregua para coger aliento, al menos al principio, porque el ritmo cambia y se convierte en una de las más punkarras del disco. Muy pegadiza y festiva, candidata a himno en todos sus conciertos.

Xabi Aracama de Boikot es el encargado de abrir el tema «Antisocial» con el sonido tan carecterístico de su txikitixa, que va a acompañar al resto de los instrumentos durante todo el tema. El folk y el rock van de la mano en esta ocasión acompañando a una letra paradójica, pues se tacha de antisocial a aquel que lucha por el bienestar social de todos.

«Cuanto más bebo» para mí es de las más divertidas. Toda una falsa balada embriagadora con tintes del blues, incluido un solo de guitarra que te hace estremecer.
Un marcado riff de bajo de Joselito Apaleao abre uno de los grandes temas del disco: «La hora de las bestias». Excelentes cambios de ritmo, potentes guitarras a manos de Txiki y Alfonso Herce (nuevo fichaje de la banda a las 6 cuerdas) y los distintos registros interpretativos de Txinin a la voz otorgan a este tema de una fuerza increíble. Si al conjunto le sumamos la colaboración de Víctor Rubio «Estrés», de Los Zigalas, tanto a la voz como a la creación de la letra con sus versos rapeados, el resultado es una potentísima canción que nos habla del lado más oscuro y salvaje del ser humano.

«Al compás del viento» supone un cambio radical respecto a su predecesora. Elegida videoclip oficial del disco, para mí es otra de las imprescindibles por la frescura y el buen rollo que transmite.

«Vivir a la deriva» es de las que dejan huella. Quizás la más intimista y personal. Con unas guitarras dobladas que quitan el sentío. Con ella Alfonso Herce, además de explayarse con la guitarra, nos muestra sus dotes de realizador convirtiéndola en el último videoclip del disco hasta la fecha.

Nos podemos echar unos buenos bailes con «Amancio Puñales». Su ritmo coquetea con la ranchera y un estribillo super pegadizo hace que no puedas dejar de seguir el ritmo. Buena forma de tratar el tema de la corrupción. Con dos colaboraciones estelares, la de Óscar Gómez a la trompeta y Juanan San Martín de Tierra Santa al órgano Hammond.

«A mi aire» es el tema más elaborado y complejo del disco. Cocinada a fuego lento y con un resultado aldente es un perfecto colofón y toda una declaración de intenciones… «yo solo pido expresar libremente mis ideas».

En definitiva, un disco lleno de contrastes, intenso, vital, dinámico y lleno de fuerza. De esos que te alegran un mal día y te aportan vitaminas rockeras para el alma, con excelentes efectos secundarios.

La banda riojana es como el buen vino de su tierra, cuanto más maduro mejor está y ellos exportan como nadie su denominación de origen al rock estatal, embriagándonos de placer con cada escucha de este trabajo… déjate llevar, disfruta y da rienda suelta a tu lado más salvaje.

TRACKLIST:

  1. Amores perros
  2. Contra todo, contra nada
  3. Por los que no están
  4. Antisocial
  5. Cuanto más bebo
  6. La hora de las bestias
  7. Al compás del viento
  8. Vivir a la deriva
  9. Amancio Puñales
  10. A mi aire

FORMACIÓN:
– Txinin: Voz
– Alfonso Herce: Guitarra
– Txiki Nalda: Guitarra
– Joselito Apaleao: Bajo
– Tano Santolín: Batería

Maribel Caballero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here